Con lupa. El blog de IPPI Comunicación

Visita nuestro nuevo blog en: https://www.ippicomunicacion.com/el-blog-de-ippi-comunicacion/

Posts Tagged ‘periodista

Tengo 17 preguntas para usted

leave a comment »

comunicacion corporativa madrid

En la imagen que ilustra este post aparecen Dustin Hoffman y Robert Redford a punto de destapar el caso Watergate. Ay, cuántas vocaciones habrán surgido a partir de esta película-ficción. Y no digamos de la serie Periodistas.

Para destensar un poco la coyuntura actual, echarle un poco de humor y de paso hacer un repaso de las últimas ocurrencias en gif animados, aquí va un cuestionario de todas aquellas preguntas que nos hacen a los periodistas… las personas que no saben de qué va el periodismo o la comunicación. Y que por eso son doblemente divertidas. O dolorosas, según se mire:

http://www.buzzfeed.com/guillermodelpalacio/tengo-una-pregunta-para-usted

Añadiría una de mis favoritas: ¡Eres periodista! ¿Sales en televisión? Tres respuestas posibles:

1.      Sí, en las noticias sobre desempleo en España.

2.      No: ni soy rico ni político ni estoy en la casa de Gran Hermano.

3.      Creo que una vez me hice un selfie mientras grababan un reportaje en el Retiro.

Pese a todo, animo a los jóvenes a que lo intenten. En el fondo, es fácil; cualquiera que escribe sobre aquello de lo que más o menos sabe ya es periodista, según las últimas estadísticas.

Aurelio Rapado.

Anuncios

Felicidades, quinceañera Wikipedia!!!!

leave a comment »

comunicación Madrid WikipediaCumple años con el siglo actual. Nació el quince de enero de 2001 y es ya una de las instituciones más identificadas con Internet, el gran fenómeno de nuestro siglo que inspiró su nacimiento y soporta su explosiva adolescencia. Cada día, más de 80.000 usuarios crean 7.000 nuevas páginas y cada mes son 500 los millones de usuarios únicos registrados cuya cifra de visitas y consultas no baja de los 3.000 millones. No extraña que con todos estos inabarcables datos, Wikipedia sea el séptimo sitio más popular y visitado de Internet.

Nunca pudo imaginar Jimmy Wales, su creador, que la idea de conocimiento compartido y soportado sobre la base de la herramienta wiki se iba a convertir en una máquina viralizadora del saber y que, cual silenciosa y trabajadora hormiga, iba a concitar tanto ánimo colaborador para globalizar la sapiencia. Ya son 38 los millones de páginas disponibles de casi todas las temáticas imaginables en 238 idiomas.

Coincidiendo con la opinión de quince personas de distintas nacionalidades de los cinco continentes a los que la propia enciclopedia ha sometido la pregunta de qué es para usted Wikipedia, he de subrayar que es el mejor instrumento para esclarecer el conocimiento.

Y no solo aporta eficiencia en el conocimiento. También en la comunicación. Personalmente opino que Wikipedia aporta la mejor y más rápida respuesta a las preguntas que tradicionalmente hemos manejado los comunicadores para presentar cualquier artículo y que se conoce como el lead. Conocido como la pirámide invertida, plantea los cinco interrogantes sobre cualquier caso, cosa, persona, país, hecho o suceso: qué, quien, cuando, cómo y por qué.

Sin duda, una gran palanca de conocimiento rápido y a mano. Me alegro por contar con esta herramienta. Y lo lamento, cada vez que observo mis estupendas enciclopedias. Siento que se hayan quedado para vestir las estanterías de mi casa.

Jaime de la Fuente.

Written by IPPI Comunicación

19 enero, 2016 at 13:36

Perdida en la opinión pública

leave a comment »

perdida_gone_girl_ben_affleck_cine_zoomnews

Recientemente fui al cine para ver la nueva película de David Fincher: Perdida, Gone Girl, un thriller redondo, que te mantiene pegado a la butaca por más de dos horas y sin pestañear. Un matrimonio sin hijos, que está pasando por un momento de crisis, comienza a jugar a la manipulación, no sólo entre ellos sino con la opinión pública a través de los medios de comunicación. Aunque la trama principal de la película es otra (que no quiero desarrollar para no haceros spoilers), me llamó poderosamente la atención el papel que juegan en el guión los periodistas, los líderes de opinión, las redes sociales y el manejo de la imagen pública.

Por mi profesión, es inevitable profundizar en este tema cuando una película lo expone como parte de su historia. Además es un aspecto que Fincher se toma muy en serio: recordemos que es el mismo director de La Red Social, película que también analizamos en este blog. Un descontextualizado selfie induce a que el protagonista sea odiado por momentos. La presión hecha por periodistas, líderes de opinión, provoca que todos nos formemos una equivocada idea de la realidad. Gracias a estas matrices de opinión, potenciadas por las redes sociales en las que se nos permite opinar sin ningún tipo de control, se logra distorsionar la realidad, haciendo al bueno, malo, y al malo, bueno.

Tanto en la vida individual como en las empresas, la imagen es importante. Si eres bueno, tienes que saber comunicarlo. Por esto que es importante contar con profesionales de la comunicación, que puedan asesorar sobre cuál es la mejor manera de cuidar nuestra imagen. Los directivos de las empresas deben aprender a enfrentarse con una rueda de prensa, una entrevista con periodista, afrontar momentos de crisis, etc. Pero sobre todas las cosas, las empresas, como el protagonista, deben basar su discurso en la honestidad y no intentar ‘vender’ lo que no  es.

Luis Calderón.

¿Cómo? ¿Obama mantiene un romance con Beyonce?

leave a comment »

Reuters

Reuters

En los últimos años han sido varias las ocasiones en las que la reputación de la prensa seria se ha visto perjudicada (aún más de lo que ya está) por escándalos relacionados con la publicación de noticias que luego resultaban ser falsas.

Hace unos días sufrió un nuevo varapalo: uno de los paparazzi más famosos del mundo, Pascal Rostain, decidió emprender una “vendetta” personal contra la  “hipocresía de la prensa seria”. En mitad de una entrevista de promoción de su nuevo libro en una conocida emisora de radio, lanzó el puñal: “Mañana vamos a asistir a algo enorme”, afirmó. “el Washington Post, un periódico que no se puede considerar canalla, va a publicar una noticia sobre la presunta relación de Obama y Beyoncé, y por supuesto hablará de ella la prensa de todo el mundo”.

No le hizo falta más: poco tiempo después, los medios de comunicación de diversos países reflejaban la noticia en sus ediciones digitales. El hecho de que fuera un periódico con tanto prestigio como The Post el que “supuestamente” iba a publicar la noticia, sumado a la popularidad de Rostain y a los rumores de crisis en el matrimonio Obama, debió ser suficiente para muchos, incluso aunque resultara tremendamente extraño que una persona pudiera “reventar” una exclusiva tan importante así como así. Hasta que fue desmentido por un portavoz de The Washington Post, la noticia había aparecido en la web de, entre otros, el periódico francés Le Figaró o el español El Mundo.

Según refleja este artículo publicado por el País Rostain explicó: “Me han llamado la FOX, la CNN, EL PAÍS y muchos medios extranjeros pero muy pocos franceses. Y es curioso, porque muchos han publicado la historia en sus webs sin hablar conmigo ni con The Washington Post, es decir sin contrastarla antes”.

¿Qué pretendía este afamado paparazzo con el bulo? Pues, según explicó, demostrar que la prensa “seria” publica en sus web muchos contenidos sin verificar. Pretendía poner en evidencia a esa prensa que, según sus palabras, se mofa de la prensa rosa, del mundo del corazón. “Los paparazzi levantamos historias, verificamos lo que publicamos y aportamos las pruebas, pero la prensa seria nos dibuja como unos canallas porque invadimos la intimidad. Mientras tanto, ellos publican los comunicados de los gabinetes de comunicación de los políticos sin tocar una coma, y defienden su derecho a la vida privada pero se aprovechan de nuestro trabajo”.

Independientemente de que tenga razón o no, lo cierto es que Rostain puso de nuevo la cara colorada a muchos medios de comunicación. Quizá hechos como este deberían hacer reflexionar a los magnates de la prensa sobre el modelo de trabajo que impera hoy en día, donde a los periodistas no les queda apenas tiempo para contrastar noticias y donde nos hemos acostumbrado a que en Internet todo se puede borrar muy rápido. No creo que ayude mucho a las ventas de los periódicos ni a su reputación.

Ana Cordón.

Written by IPPI Comunicación

12 marzo, 2014 at 11:33

Seguiremos informando… si nos dejan en 2014

leave a comment »

Image

La APM hace balance del último año en la profesión periodística en España (para leerlo, hacer click en este enlace). Empezamos por las malas noticias:

  • El número de periodistas en paro en 2013 es más del doble que antes de la crisis: 10.500 frente a 4.500 en 2008.
  • Se han perdido 2.754 empleos en los medios en este último año.
  • En 2013 continuó la destrucción de empleo. A ello han contribuido los ERE en Telemadrid o el cierre de Radiotelevisión Valenciana y de Punto Radio.
  • Entre 1976 y 2012 han salido casi 78.000 licenciados en Periodismo. Esto en sí no es negativo, pero sí que muchos de ellos no hayan ejercido nunca la profesión.

Ahora, los datos optimistas (sí, los hay):

  • No hay tantos ERE pendientes de resolución como hace un año. Esto –dice la APM– puede ser signo de que la destrucción de empleo empieza a remitir.
  • El periodismo no cambia pero el trabajo que hacen los periodistas sí. La comunicación empresarial y corporativa acoge a muchos periodistas que se licencian o a los que ya no pueden trabajar en los medios de comunicación. Esto ocurre desde hace más de una década, por cierto.

Mucho ánimo para todos los colegas que, como el que suscribe, alguna vez han estado desempleados. Valorad lo que tenéis los que conserváis vuestro puesto y, los que no, consideradlo como una oportunidad única para seguiros formando.

A todos, felices fiestas y que 2014 venga repleto de trabajo. Pero mejor repartido.

Aurelio Rapado.

Written by IPPI Comunicación

20 diciembre, 2013 at 14:37

La controvertida llamada de la recepción de notas de prensa

leave a comment »

Imagen

En Ippi he aprendido la importancia de uno de los principales valores del consultor de comunicación: saber conservar el frágil equilibrio de las relaciones entre el departamento de comunicación y los periodistas, tratando de contentar los intereses de todos, una tarea nada sencilla. Por ello resulta muy útil que el consultor haya trabajado antes en medios. Los años de experiencia laboral, en esta profesión, son fundamentales. Junto con el networking o, hablando en castellano, la agenda.

En este sentido, he leído un artículo sobre las 10 cosas que los periodistas odian de los departamentos de comunicación. Me ha llamado la atención, (aunque imaginaba que no podía faltar en un listado de este tipo), la inclusión de las llamadas para saber si el periodista ha recibido la información que previamente hemos enviado por email. En mi opinión, generalizar en este punto no es positivo: ni todos los periodistas odian que les llames ni todas las llamadas son absurdas.

Nosotros comprendemos que los periodistas se cansen de recibir decenas de llamadas a diario, muchas de ellas de interlocutores desconocidos, preguntando lo mismo. Pero suelen obedecer a un motivo puramente profesional: comprobar que la información se ha recibido correctamente. Si no, sobre todo cuando hablamos de prensa diaria, no existe ninguna seguridad sobre si el medio ha leído la nota de prensa en cuestión, aumentando las posibilidades de que la información que necesitamos transmitir caiga en el olvido. La experiencia me ha enseñado, además,  que debido a los innumerables emails que los medios reciben a diario, si nuestra información no es muy importante, las posibilidades de que salga publicada aumentan si hacemos una llamada para que el periodista se fije en nuestra nota de prensa.

Ahora bien, cuanto más consolidada sea nuestra agenda de contactos, cuanto más afiancemos las relaciones con los periodistas, más sencilla será esa tarea, puesto que serán más receptivos a recibir una llamada preguntando por la recepción de una nota de prensa, así como a prestar atención a nuestra noticia. Para los profesionales más jóvenes e inexperimentados, conseguir esa consolidación lleva mucho tiempo.

Creo, por tanto, que un ejercicio de comprensión y entendimiento entre ambas partes es absolutamente beneficioso: desde los departamentos de comunicación debemos hacer un esfuerzo por tratar de enviar informaciones que sean de interés y respetar los horarios de trabajo de los medios: no llamarles, por ejemplo, a las 18h, en el caso de un periódico, o a las 13.45h en el caso de un informativo de TV o radio. Y a cambio, es de agradecer que el periodista comprenda que no hacemos esa llamada por incordiar sino porque forma parte de nuestro trabajo diario.

Ana Cordón Trujillo.

Written by IPPI Comunicación

1 julio, 2013 at 10:44

Paul Miller, el periodista digital que sobrevivió a un año sin internet

leave a comment »

Paul Miller es un periodista de The Verge, revista de referencia en el mundo de la tecnología, que un buen día le contó a sus jefes que quería probar cómo sería un año de su vida sin Internet. En la redacción les encantó la idea y le propusieron que lo documentara con una cámara y que lo llevara un poco más allá: Ni Internet, ni teléfonos inteligente y ni tabletas.

Fue el 30 de abril de 2012 el día elegido para desconectar el módem y cambiar su smartphone por un móvil normal. El año sabático ha concluido y Miller nos ha contado sus experiencias en un artículo titulado aún sigo aquí, el último de una serie que se puede leer en inglés en el portal de la revista.

Miller relata que las primeras semanas tuvo una sensación de libertad y desprendimiento que hace mucho tiempo que no experimentaba. Recordó las bondades de leer un libro de papel y el tener que quedar con las personas para tener interacciones sociales. Sin embargo le resultaba un poco incómodo el tener que llamar primero a cada uno para acordar un lugar y hora. Una tontería si se compara con las energías y la felicidad que estaba recuperando.

Sin embargo, a medida que iba pasando el tiempo, Paul fue bajando su ritmo de salidas y de actividades. Ya no leía tanto ni quedaba con los amigos. Le resultaba muy pesado tener que ir a la biblioteca para investigar algo que tenía a unos segundos en Google. Poco a poco se dio cuenta de que las tecnologías están para facilitarnos la vida y para integrarnos a la sociedad. Pasó de estar inmensamente feliz, a sentirse apartado de un mundo ‘hiperconectado’.

Cuando terminó el experimento no dudó en dar un veredicto: Su vida es con Internet. En sus propias palabras dijo: “Cuando vuelva a Internet, puede que no le dé un buen uso. Puede que malgaste mi tiempo, que me vuelva a distraer, seguramente no tendré tiempo para leerlo todo ni para reflexionar. Pero al menos estaré conectado.”

Luis Calderón.

Written by IPPI Comunicación

8 mayo, 2013 at 10:23