Con lupa. El blog de IPPI Comunicación

Visita nuestro nuevo blog en: https://www.ippicomunicacion.com/el-blog-de-ippi-comunicacion/

Twitter, si, pero con sosiego

leave a comment »

Es verdad que el homo sapiens es curioso por naturaleza y que la curiosidad solo se satisface con información, pero la abundancia  informativa derrochada por las modernas tecnologías ha convertido lo que solo era un medio en un fin. Como la información no se puede obtener de primera mano, con el propio protagonismo, se ha desarrollado una rica historia de la evolución de las herramientas informativas. Desde la oralidad, cuya efímera levedad afianzó el invento de Gutenberg con la escritura, pasando por los hilos telegráficos y telefónicos hasta la movilidad telefónica celular y la instantaneidad informativa de las virales redes sociales que nos asalta sin descanso.

Twitter es hoy el paradigma de la instantaneidad informativa. Es una herramienta perfecta llena de peligros. El más obvio es que se olvide su función instrumental para convertir su aportación en un fin en si misma. A menudo, el aluvión de datos nos desinforma más que nos informa. No consigue aportarnos lo que queremos saber y no fortalece nuestro conocimiento ni desvela lo que subyace a las apariencias. La información por la información, como fin en si misma, sacrifica el significado de las cosas, que es precisamente el principal motivo por el que nació y el objetivo básico que la cualifica.

La información es un instrumento precioso con tal de no quedarse en él. Y si es aportada vía Internet, el contraste crítico es mucho más imprescindible. Los contenidos de la red nos llegan básicamente a través de cuatro poderosas y omnipresentes ventanas: Google, Apple, Facebook y Amazon. Su capacidad de filtro y control carece de alternativa. Muy frecuentemente solo vemos el mundo a través de una ventana, puesto que solo utilizamos una de estas ventanas. ¿Se imaginan a uno de estos cuatro compartiendo dominios y aplicaciones?

Por eso todo esfuerzo para no quedarse en la superficie informativa es pequeño. La vida es mucho más que una información administrada por uno de los poderosos de la red. Y desde luego no se reduce a los 140 caracteres de Twitter. Las esclava droga de la conexión permanente empobrece y con demasiada frecuencia nuestra hiperactividad digital en nada contribuye a enriquecer nuestra vida real.

Por eso les invito a una gestión responsable de la conexión en red. Conectado, si; pero con sosiego. De verdad, no es malo desconectar y quedarse solo con uno mismo para digerir el aluvión informativo que nos suele caer encima. Esa desconexión es hasta muy saludable.

Jaime de la Fuente.

Anuncios

Written by IPPI Comunicación

3 abril, 2012 a 14:51

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: